Siguiendo la tradición oral sabemos que a mediados de siglo XIX antepasados ​​de la familia Pifarré cultivaban las tierras de la Huerta de Lleida entre la partida Mariola y la partida Caparrella, donde hoy en día está la Granja Pifarré. Su tradición era eminentemente campesina con el cultivo de hortalizas y verdura pero a inicios del siglo XX diversificamos la producción.

En 1919 la familia plantea un cambio productivo en su explotación agrícola. La nueva propuesta supone seguir trabajando las tierras con cultivos de frutas y hortalizas añadiendo una nueva orientación ganadera. Por este motivo Joan Pifarré y Biosca y su esposa, Dolores Pocallet y Roca, compran 2 terneras.

El objetivo inicial era obtener leche para el consumo propio y poder comercializar los excedentes entre la vecindad para ofrecer un futuro próspero a su hijo Juan Pifarré Pocallet de apenas 2 años.

El proyecto funciona de manera modesta durante casi 20 años pero la guerra civil española frena su progreso. Al terminar la guerra y devolver a la Huerta son su hijo, Joan Pifarré y Pocallet y Mercè Rovira i Torné, su reciente esposa quien dan empuje al negocio familiar ampliando la granja y adquiriendo un local en la calle Caldererias de Lleida para hacer venta directa, era 1957.

La Lechería Pifarré situada en el corazón de la ciudad dedicó su actividad a la venta directa de productos del campo y leche a granel hasta los años 70. En 1970 el hijo de ambos, Pedro Pifarré Rovira, natural de la Huerta de Lleida, y su esposa Montserrat Vidal Marqués, natural de Estaon el Pallars Sobirà, asumen la gestión de la empresa familiar Granja Pifarré.

La familia de Montserrat Vidal atesoraba una larga tradición ganadera en el Pallars Sobirà y su aportación fue fundamental en el futuro de la granja.

Modernizan las instalaciones con sala de ordeño automática, nuevos establos y más zona de pasto para los animales. La granja pasa en pocos años a tener 40 animales bovinos dedicados a la producción láctea.

En 1990 Carlos Pifarré Vidal, hijo de Montserrat Vidal y Pedro Pifarré, se matricula en la Escuela de capacitación Agraria de la Seo de Urgel, especializada en ganadería. Vive internado durante 4 cursos escolares. En 1994 Carlos Pifarré Vidal se incorpora a la Granja Pifarré y se crea la sociedad Ganadería Pifarré SCP.

Se vuelve a mejorar la explotación ganadera ampliando de nuevo la granja, modernizando la sala de ordeño, incorporando dispensadores de granulado automatizados con ordenador y adquiriendo nueva maquinaria agrícola. La granja llega a tener 200 vacas a pleno rendimiento con una producción promedio de 4000 litros de leche diarios de alta calidad.

En 2008 la Granja Pifarré hace un giro en su orientación productiva y pide al DARP el cambio de explotación ganadera de vacas lecheras en terneros de engorde. Actualmente la granja tiene capacidad para más de 400 terneros y 20 vacas.

Durante el inicio del 2020 Granja Pifarré se propone diversificar el negocio agrario familiar con propuestas y actividades agroculturales para dar a conocer la historia y tradición campesina en la Huerta leridana. La propuesta consiste en desarrollar actividades y talleres vivenciales enfocados a aprender las tareas de los ganaderos para cuidar y alimentar bien a los animales, conocer y diferenciar las razas de bovinos, trabajar la tierra para cultivar alimentos, conocer la historia y evolución de la ganadería y orientar a los visitantes en aspectos importantes como la sostenibilidad medioambiental, el consumo responsable y los productos de calidad y proximidad que ofrecen las explotaciones familiares arraigadas en el territorio.

La historia de Granja Pifarré habla de 6 generaciones de campesinos, campesinas y ganaderas que han seguido un modelo de negocio familiar donde se ha primado la calidad de los productos y el saber hacer de una profesión vocacional que representa un estilo de vida.

Actualizar la Granja Pifarré y diversificar su actividad en el mundo “agroculturales” y educativo es un nuevo reto de futuro que abre la puerta a que generaciones futuras de la familia puedan seguir incorporando al negocio agrario y familiar.

Tancar menú